Origami

Information Pavilion
Plaza Escuelas Trevijano
Concéntrico 03

Manuel Bouzas Cavada, Manuel Bouzas Barcala y Clara Álvarez García

A piece of paper cannot hold itself up, but if we fold it several times in precise places, it can hold itself up and much more. A wood panel cannot hold itself up, but if we fold it several times in precise places, it, too, can hold itself up and much more: take, for example, the information pavilion for this third edition of Concéntrico.

The idea is simple: we want to create an icon with a touch of attraction, as a means of awakening the curiosity and attention of citizens. What’s more, we want to demonstrate that Garnica wood panels are self-supporting; we will not create any sort of supporting structure or foundation—we will only use the materials provided, nothing more or less. Just the 39 panels. The construction, too, is simple. We will connect the panels with hinges, allowing them to move like paper. Once all of the panels have been bound to this element, voila! Gravity will do its work.

A folded piece of paper. A work of origami.

Manuel Bouzas Cavada, Manuel Bouzas Barcala y Clara Álvarez García

Coming soon

Origami

Pabellón de Información
Plaza Escuelas Trevijano
Concéntrico 03

Manuel Bouzas Cavada, Manuel Bouzas Barcala y Clara Álvarez García

Un folio no se sostiene por sí mismo, pero si realizamos una serie de plegados precisos es capaz no sólo de sosternese a sí mismo, sino de soportar más esfuerzos del que uno podría esperar. Un panel de madera no se sostiene por sí mismo, pero si realizamos una seria de plegados precisos es capaz no sólo de sostenerse a sí mismo, si no de soportar una situación que uno no podría esperar, por ejemplo; Un pabellón de información para la 3ª edición de Concéntrico.

La idea es sencilla, queremos generar un icono, un pólo atractivo para despertar la curisosidad y la atención de los ciudadanos. Pero además queremos demostrar que los paneles de Garnica son autoportantes; no emplearemos ninguna estructura ni subestructura. Utilizaremos única y exclusivamente el material de partida. Ni más ni menos. Los 39 paneles. La construcción también es sencilla. Uniremos los paneles con bisagras, que permiten la rotación como un papel. Una vez atados todos los paneles con este elemento, lo dejaremos caer; !Voilá! la gravedad ha hecho su trabajo.

Un papel con unas dobleces. Un origami.

Manuel Bouzas Cavada, Manuel Bouzas Barcala y Clara Álvarez García

Desde el 2015 trabajan como un colectivo pluridisciplinar que se dedica a la realización de diversos proyectos de pequeña escala, rehabilitaciones, concursos y diseño de mobiliario. La mayoría de su trabajo se concentra en la Comunidad Autónoma de Galicia.

Manuel Bouzas Cavada es arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña, (1988). Tras más de veinticinco años de experiencia en diseño, gestión y dirección de proyectos de edificación y de urbanismo, ejerce además como consultor de proyectos e implantaciones BIM, imparte docencia como profesor invitado en programas universitarios de postgrado y participa activamente en proyectos de investigación.

Manuel Bouzas Barcala y Clara Álvarez García son dos arquitectos jóvenes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, (2016). Sus trayectorias pasan por distintas universidades y ciudades del mundo, como Madrid, Lisboa, Santiago de Chile, Seúl y Tokio. Han colaborado con distintos estudios de arquitectura como Aires Mateus e Associados o Atelier Bow Wow. Además alternan esta práctica con la investigación en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid.